Carta a un buen profesor:


Bueno, Antonio, por fin hemos acabado este curso y todas las palabras que
tengo son de agradecimiento hacia ti.

Durante todo este curso nos has enseñado no sólo la historia de la filosofía,
sino que nos has dado muchas lecciones de moral sobre nuestro pasado y
futuro totalmente acertadas.
Nos has demostrado por una parte que eres un magnífico profesor, pero también  nos has demostrado que eres todavía si cabe mejor persona.
Así, has preferido alejarte de los convencionalismos que afectan a la
educación española en todos los ámbitos donde el alumno debe tener un
respeto al profesor por el simple hecho de serlo; no se si me entenderás,
pero el respeto que te tenemos todos los alumnos como persona es bien
merecido, no te lo has ganado sólo por ser nuestro profesor.

A ver como te lo explicaría....
Todos estos años, hemos estado inmersos en una situación un tanto confusa en la que simplemente (por lo menos yo) asistíamos a clase a leer lo que ponía en un libro, cualquiera que fuese la asignatura, de manera que nuestra
relación con el profesor se limitaba al contenido lectivo...y yo me
pregunto... ¿eso es educar? ¿es correcto el sistema?

Tú le has dado respuestas a mis preguntas con tus actos.
Muchos serán los profesores que te tachen de poco ortodoxo por tus métodos un tanto anárquicos y liberales.
Yo personalmente te agradezco que nos abrieses los ojos y nos explicases que nuestra vida no es únicamente una cinta transportadora en la que alguien te deposita sin ton ni son, viéndonos limitados por el comportamiento y costumbres ajenas... Nuestra vida es algo más que eso y cada uno debemos, como bien dices, hacer lo que consideremos oportuno en cada momento.

A mi personalmente no me sirve de nada saber lo que piensan Platón u Ortega y Gasset, si no sabemos siquiera lo que cada uno queremos en esta vida. NO TIENE SENTIDO.

Yo definiría entonces la Filosofía como el día a día que debemos aprender a
recorrer sin distinciones de clases sociales, razas..., y sin duda, con tus
intervenciones, has colaborado (acertadamente bajo mi punto de vista) a que la entendamos como tal.

¡Ha sido un placer conocerte!

                                                                junio 2006